El Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles ya es punto oficial de registro de donantes de médula ósea

0

Gracias a esta iniciativa, los vecinos mostoleños y de otros 17 municipios cercanos, entre los que se encuentra Villaviciosa de Odón, ya no tendrán que desplazarse a Madrid.

El Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles se estrenó el pasado día 7 de noviembre como nuevo punto oficial de registro de donantes de médula ósea, con lo que el centro se suma a la red Equipo Médula, cuya función es sensibilizar, sobre todo a los más jóvenes, ya que los donantes deben tener entre 18 y 40 años.

De esta forma, los vecinos interesados podrán ayudar a enfermos en un «tratamiento potencialmente curativo» con determinadas patologías «en las que la función de la médula (que es producir las células sanguíneas) ha fracasado o se ha visto alterada, y por tanto es necesario sustituirla por la de un donante sano», tal y como ha explicado la doctoraRaquel Urbina, responsable del Servicio de Transfusión del hospital.

Autoescuela Triumph

Para ello, una vez que el donante firma el consentimiento informado para el registro, en la sala de donación del hospital se procede a la extracción de la muestra de sangre, procedimiento similar al de un análisis. A continuación, se estudia en el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid para determinar su perfil HLA (antígenos leucocitarios humanos), que establecerá su posible compatibilidad con un paciente.

Una vez registrado como donante, la persona se mantiene activa en él hasta los 60 años. Esta información, junto a sus datos personales, se incluye en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo, que tiene acceso al registro de donantes españoles y a los datos de más de 27 millones de donantes voluntarios existentes en 75 registros de donantes repartidos en 53 países de todo el mundo), con lo que el futuro donante queda a disposición de cualquier paciente del mundo que precise un trasplante y resulte compatible.

Este tipo de donación se indica y resulta vital en casos como las leucemias agudas, tanto mieloblástica como linfoblástica (considerada de alto riesgo); los linfomas que han recaído tras la quimioterapia y un trasplante autólogo (de las propias células del paciente) previo, y algunas enfermedades no malignas como la anemia aplásica o la anemia de Fanconi. En estos casos, las células madre hematopoyéticas donadas permitirán que la médula enferma del paciente recupere sus funciones, produciendo otras esenciales para el desarrollo del organismo.

Actualmente, el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid tiene como objetivo anual alcanzar los 7.000 donantes nuevos de médula ósea al año, lo que supone unos 600 al mes. Un objetivo al que, a partir de ahora, el Hospital Rey Juan Carlos contribuirá junto al resto de puntos hospitalarios habilitados para ello.

Por otra parte, el pasado miércoles se presentó una campaña para fomentar la donación en la región en la que hay casi 46.000 donantes registrados.‘Cambia su historia’ es el lema y está dirigida a los más jóvenes de menos de 40 años, que es la edad máxima para registrarse como donante y se enmarca dentro del plan.

En la Comunidad de Madrid entre 80 y 100 pacientes cada año necesitan un trasplante de médula y no tienen un familiar compatible, según datos de la Consejería de Sanidad.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí