El DUX Internacional de Madrid perdió pese a poner contra las cuerdas al líder en Villaviciosa de Odón (1-2)

0
Minuto de silencio antes del partido entre el DUX Internacional de Madrid y el Rayo Majadahonda en Villaviciosa de Odon Segunda B Foto David Martinez Villaviciosadigital
Minuto de silencio por Diego Armando Maradona antes del partido. (Foto: David Martínez)

Los de Santaelena cayeron ante el Rayo Majadahonda en un partido que pintaba a catástrofe con un 0-2 en contra, pero que los interistas casi lo dan la vuelta y  complicaron mucho los tres puntos a los rayistas.

Nada más dar el pitido inicial, el Rayo salió al ataque y tuvo un remate que se marchó alto, era el primer aviso de un arranque nefasto para los locales. La siguiente ocasión ya no fue una advertencia; tras un error impropio de Bonaldo, fue una falta directa de Néstor Susaeta en el minuto 7 que terminó dentro de la red (0-1).

Decimos que pintaba a catástrofe porque en los primeros 15 minutos de juego el Rayo Majadahonda se adelantó en el marcador, tuvo la presión instalada muy arriba y con excelentes resultados, además de varias ocasiones. Se vio tan anulado al Inter que daba la sensación de que, si no cambiaba nada, ese partido podría acabar en goleada.

Por suerte para los locales cambió el curso del partido. Mejor dicho, Rubén Ramos hizo que cambiara. El 10 parecía ser el único que entendía lo que necesitaba su equipo para salir de la red tejida por los majariegos; bajó tres veces a recibir en zona de 5, saliendo de la presión de los visitantes con un regate y creando tres ocasiones. Después de esto, el conjunto visitante se amilanó, bajó la presión y comenzó un nuevo asalto para el DUX.

La última jugada del primer tiempo fue un saque de esquina a favor de los villaodonenses, que resultó con un remate a bocajarro que despejó Sotres con un paradón. Sería el primero de los tres que tendría en el partido. La actuación del portero marariego bien pudo significar la victoria de su equipo.

Jarro de agua fría

Otra vez nada más dar el pitido inicial, el Rayo Majadahonda ejecutó una falta de jugada ensayada que, cuando parecía que el balón se perdía por línea de fondo, Borja González fue el único con fe y llegó a ese balón para jugarlo y que Rubén Sánchez pusiera el 0-2 en el marcador.

Prácticamente en la siguiente jugada, un balón al área acabaría con gol de De Mesa, pero sería anulado. Transcurrida la hora de partido y Alfredo Santaelena gastó todos los cambios para revertir la situación, ya que se notaba muy ansioso al DUX y los ajustes surtieron efecto; De Mesa volvió a anotar en una buena jugada y este sí que subió al marcador (1-2). Los últimos 20 minutos fueron de infarto.

Ese gol fue un punto de inflexión y los locales lo vieron posible. Sotres le hizo otra parada increíble a Rashiti. Un par de minutos después, el Inter reclamó un posible penalti sobre De Mesa. Confirmando el asedio del DUX.

En los minutos finales, Sotres volvió a ser protagonista sacándole un uno contra uno a De Mesa. El Rayo no podía hacer otra cosa que intentar trabar el partido porque el Inter estaba siendo muy superior y rozó en múltiples ocasiones el empate o, incluso, la victoria.

Finalmente, acabó el partido con ese 1-2 en el marcador y varios jugadores majariegos tendidos en el campo, exhaustos por los últimos empujones del DUX. El líder se vio contra las cuerdas, aunque finalmente y gracias a la actuación de Sotres, se llevaron los seis puntos.

El empate entre Navalcarnero y Atlético Baleares hace que los mallorquines superen en la tabla a los interistas, que se colocan sextos, con un partido menos y empatados a puntos con el quinto y tan solo dos por debajo del cuarto, el Real Madrid Castilla; que es su próximo rival. Los de Santaelena tendrán que visitar Valdebebas.

David Martínez (@davidmarlo_)

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí