El cargador de móvil nos acompaña a todas partes

0

Son cientos las situaciones en las que nos arrepentimos de no llevar un cargador de móvil encima.

Estamos todo el día conectados. Ya no podemos prescindir de aparatos que apenas hace unos años ni existían. Hablamos de los teléfonos, de la televisión, del ordenador o de las tabletas. Pero sobre todo de los teléfonos móviles. Y es que aunque a veces parezca difícil reconocer que se ha convertido en un objeto imprescindible en nuestras vidas, la verdad es que son de gran ayuda.

¿De qué nos ha salvado el teléfono móvil? La verdad que de muchas cosas, pero a modo resumen: ha facilitado la vida. Ahora bien, tener uno sin batería y no llevar encima cargadores para móvil es todo un despropósito. Así que, tan importante es llevar el teléfono encima, como un cargador por si nos quedamos sin batería.

Móvil sin batería
Autoescuela Triumph

¿Cuántas veces nos hemos quedado sin batería en el momento menos oportuno? De hecho, nunca es oportuno quedarse sin ella. Pero hay veces en que esta situación nos puede llegar a fastidiar el día. Has quedado con alguien en un sitio lleno de gente, no os encontráis y no tienes batería para llamar. Estas en el hospital y debes avisar de que llegarás tarde para que no se preocupen, pero no tienes batería. Informar a alguien de qué estás bien después que ha ocurrido algo pero te quedas sin batería. Como estas son cientos las situaciones en las que nos arrepentimos de no llevar un cargador de móvil encima.

De qué nos salva el teléfono móvil

Si bien es cierto que también sobrevivíamos cuando no existían los teléfonos móviles, hay que admitir que nos han facilitado mucho las cosas. Y no vale aquello de ‘estamos enganchados, solo nos traen cosas negativas’. Porque nadie es capaz de prescindir del móvil hoy día. Pero, ¿por qué nos hacen la vida más fácil?

¿Recuerdan cuando nos íbamos de vacaciones y necesitábamos seguir la ruta con un mapa de papel y nos perdíamos constantemente? ¿O cuando teníamos un problema a media carretera y debíamos esperar a que pasara alguien para avisar la grúa o ir andando hasta una cabina de teléfono? ¿Se acuerdan cuando no podían comunicarse con su gente hasta verla en casa o en el trabajo? Pues sí, todo esto pasaba y no hace mucho.

El móvil no solo nos permite estar conectados, y por tanto, mejorar nuestros canales de comunicación, que puede ser fundamental en según qué situaciones, sino que además nos permite estar informados y poder disponer de información importante en el momento necesario. ¿No sabes adónde ir a comer? Mejor no aventurarse, saca el móvil e infórmese antes de pagar 40 euros por una comida que no sabe a nada.

Es verdad que suena a materialista en algunos momentos, pero nadie puede negar que el teléfono nos ha mejorado la vida, nos ha facilitado las cosas y es un canal de comunicación imprescindible. Y, ¿qué seríamos las personas si no nos comunicáramos? Ahora bien, llevar un móvil y no tener batería es como no tenerlo. Así que hay que llevar el cargador Iphone o cargador Samsung encima para no encontrarse con situaciones que nadie desea.

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí