El 22 por ciento de los madrileños ha tratado de negociar el precio de su alquiler

0

Han conseguido un descuento medio del 9 por ciento en sus mensualidades.

El regateo, una práctica muy extendida en el mercado de segunda mano, es cada vez más habitual en el ámbito inmobiliario, que asiste desde hace años a una fuerte escalada de precios.

Así se desprende de un estudio realizado por Milanuncios, que constata que el 22% de los madrileños ha tratado de negociar el precio de su alquiler en alguna ocasión y que, como resultado, han conseguido un descuento medio del 9% en sus mensualidades.

Autoescuela Triumph

Un ahorro considerable y en línea con el obtenido en otras operaciones como la compra de una vivienda de segunda mano, en la que el 35% admite haber regateado consiguiendo con ello una rebaja del 10%. Además, el estudio evidencia que los madrileños son los segundos que más suelen regatear al comprar sus casas, solo por detrás de los catalanes y los castellanomanchegos, de los que cuatro de cada diez (39%) afirma hacerlo con asiduidad.

Pero el hábito de regatear de los madrileños no se limita al ámbito inmobiliario, ya que el 72% afirman recurrir al regateo de forma frecuente en su vida diaria, dos puntos por encima de la media de los españoles y solo por detrás de gallegos (79%), andaluces (77%) y canarios (74%). En el extremo opuesto, los castellanomanchegos (64%) y los valencianos (65%) son los que tratan de negociar en su día a día.

Los datos del estudio constatan también que los madrileños tratan, cada vez más, de negociar sus cuotas en gastos menores pero recurrentes de su vida diaria. En línea con ello, el 29% señala que suele regatear su tarifa con su compañía telefónica obteniendo con ello un ahorro medio del 23%, mientras que el 10% admite hacerlo, incluso, a la hora de contratar suministros como la luz o el gas y que, aunque normalmente se trata de servicios con un menor margen de negociación, logran como resultado un sorprendente descuento del 14% sobre el precio inicial.

Según Magalí Rey, de Milanuncios, “no cabe duda de que el regateo ha sido siempre una práctica muy habitual en nuestro país por temas culturales y de identidad, pero es cierto que debido a la recesión económica y al auge de las plataformas de segunda mano, hoy en día los jóvenes recurren más a estas tácticas para maximizar el ahorro”.

Con respecto a los lugares más habituales para llevar a cabo esta negociación, los mercadillos siguen siendo uno de los mejores sitios para siete de cada diez madrileños (71%), mientras que el mercado de segunda mano se perfila como la mejor alternativa para el 74%. Resulta llamativo, además, que el 14% señala que suele tratar de negociar incluso en las tiendas tradicionales, aun cuando son conscientes de que sus precios son más cerrados y es más improbable conseguir algún descuento.

En el caso concreto de compra de productos de segunda mano, la adquisición de un coche o una moto y de productos tecnológicos son apuntados por el 40% y el 31% como aquellos momentos en los que más intentar negociar. En cuanto al descuento obtenido, la tecnología se sitúa por delante, con un 15% de ahorro frente al 12% alcanzado en la compraventa de automóviles.

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí