Descienden cerca de un 14 por ciento las denuncias por violencia machista en la Comunidad de Madrid

0

En el primer trimestre de 2020, marcado por la situación de alerta sanitaria.

La disminución de casi un 14 por ciento (13,9) en el número de denuncias registradas en los juzgados de Violencia sobre la Mujer y el descenso en un porcentaje similar, 12,2 por ciento, en el número de víctimas son los datos más significativos de las estadísticas que el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género ha hecho públicas este lunes.

Según han explicado en una nota, la declaración del estado de alarma el 14 de marzo ha repercutido en la actividad de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, si bien ésta fue declarada esencial y no quedó afectada por la suspensión de los plazos procesales ni paralizada en ningún momento.

Puestas en relación con los datos del primer trimestre de 2019, las cifras de estos tres primeros meses del año ponen de manifiesto que también se redujeron, en un 9,8 por ciento, el número de órdenes de protección solicitadas ante los juzgados de Violencia sobre la Mujer y los juzgados de guardia. La disminución también se ha apreciado (13,1 por ciento) en las que fueron acordadas por los órganos judiciales madrileños, que representan el 50,60 por ciento del total de las solicitadas en el trimestre.

En cuanto a las sentencias, entre enero y marzo los órganos judiciales (juzgados de Violencia sobre la Mujer, juzgados de lo Penal y audiencias provinciales) dictaron un total de 1.180. Pese a la disminución en un 14,37 por ciento, el porcentaje de resoluciones condenatorias ha sido del 57,51 por ciento, 3,6 puntos más alto que en el primer trimestre del año pasado, que fue del 54 por ciento.

Los juzgados de Violencia sobre la Mujer de Madrid registraron en el primer trimestre de 2020 un total de 5.575 denuncias, un 13,9 por ciento menos que en el mismo trimestre de 2019, en el que sumaron 6.472. Dos de cada tres (3.999, 71,73 por ciento) fueron presentadas por la víctima, bien directamente en el órgano judicial (400, 7,17 por ciento) bien en comisaría (3.5994, 64,55 por ciento), una proporción que se viene manteniendo estable cada trimestre.

Los familiares de la víctima presentaron 93 denuncias, lo que equivale al 1,66 por ciento del total. Si bien sigue siendo una cifra baja, ha experimentado un leve aumento respecto al mismo trimestre de 2019.

Víctimas

En el periodo analizado, el número total de víctimas fue de 5.445, un 12,2 por ciento menos que en el mismo trimestre del año pasado. La tasa de víctimas de la violencia de género en la región de madrid fue de 15,5 por cada 10.000 mujeres, mientras que hace un año ascendió al 17,7, y sitúa a la región entre las que están por encima de la media nacional junto a Islas Baleares (20,3%) Murcia (19,8), Canarias (18,5), Andalucía (15,9) y Cantabria (15,2).

Órdenes de protección

Siguiendo la tendencia de este primer trimestre del año, las órdenes de protección tramitadas por los órganos judiciales también han experimentado un descenso. El número total de órdenes de protección solicitadas ante los juzgados de Violencia sobre la Mujer y los juzgados de guardia de Madrid ha ascendido a 1.267, 138 menos que en el primer trimestre de 2019 o, expresado en términos porcentuales, un 9,8 por ciento menos. Sin embargo, las acordadas sumaron 641, cifra que representa el 50,59 por ciento del total. En el periodo analizado se adoptaron un 13,1 por ciento menos que hace un año.

Los juzgados de Violencia sobre la Mujer acordaron 579 órdenes de protección, un 48,9 por ciento de las 1.199 que les fueron solicitadas. Por su parte, los juzgados de guardia recibieron 121 solicitudes y determinaron 74  (61,15 por ciento).

La presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, ha señalado que los datos estadísticos de este primer trimestre de 2020 «empiezan ya a reflejar las consecuencias de la declaración del estado de alarma decretado en nuestro país. El descenso de las denuncias interpuestas por violencia de género demuestra la dramática situación que muchas mujeres han tenido que vivir como consecuencia del encierro causado por la crisis sanitaria del COVID-19. Un encierro junto a su maltratador en un lugar -el domicilio- donde se producen habitualmente los hechos delictivos; un escenario del miedo donde se consuman tres de cada cuatro asesinatos y que la Sala Segunda de nuestro Tribunal Supremo ha descrito en recientes sentencias». Además, ha recalcado que «el confinamiento impuesto ha podido ser la causa que ha hecho aún más difícil para las víctimas poner los hechos en conocimiento de las autoridades».

Desde el Observatorio insisten en «la necesidad de implicación de toda la ciudadanía en la lucha contra la violencia de género. Precisamente en los momentos de confinamiento, la actuación del entorno de la víctima deviene esencial para evitar el sufrimiento que suponen los malos tratos para la mujer y para sus hijos e hijas».

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí