Denuncian que el Gobierno regional en funciones obstaculiza el trabajo de entidades sociales con personas vulnerables de la región

0

La Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid denuncia las dificultades que la recientemente publicada convocatoria de subvenciones con cargo al 0,7 por ciento de IRPF, representa para las entidades sociales.

Según han recordado en un comunicado desde esta plataforma a la que pertenecen asociaciones como CERMI, Cruz Roja o la ONCE en la región, la Comunidad de Madrid se encarga de convocar, valorar y distribuir esas subvenciones por tercer año consecutivo y consideran que dicha convocatoria «vuelve a poner en peligro, no solo la sostenibilidad del Tercer Sector madrileño, sino también el bienestar de las personas más vulnerables» con las que trabajan las diferentes entidades sociales.

Creen que los nuevos requisitos «dificultan aún más el trabajo de las ONG madrileñas con aspectos como, por ejemplo, no permitir la reformulación de los proyectos sociales» que se presentan a la convocatoria del IRPF. Esto significa que, si una entidad presenta uno con un coste presupuestado por encima de lo que finalmente se le conceda, no podrá presentar  una modificación con cambios, adaptando la propuesta al presupuesto otorgado, sino que deberá justificar el coste total presentado inicialmente.

Autoescuela Triumph

La Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid exige, por tanto, «que se recuperen las medidas conseguidas en la anterior convocatoria, y que han sido eliminadas de forma unilateral en la actual, como es el caso de la reformulación de los proyectos a la partida presupuestaria.

«Observamos con preocupación» – señala la Plataforma – «cómo se vuelve a desvirtuar la naturaleza de los fondos del IRPF poniendo en riesgo los derechos de las personas más vulnerables que son el objetivo de nuestra acción, el tejido asociativo y la sostenibilidad del sector social».

Esta subvención es una herramienta de solidaridad, gestionada íntegramente por las entidades sociales, que proviene de la recaudación del 0,7 por ciento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para la realización de actividades de carácter social, y que la ciudadanía elige marcar en la realización de su Declaración de la Renta. Este porcentaje supone más de 26 millones de euros y está destinado a mitigar el efecto de desigualdad que sufre la región.

La Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid espera «soluciones viables» para después de las reuniones mantenidas con la Consejería de
Políticas Sociales.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí