«Da miedo no saber cómo reaccionar si te atrapan cinco hombres en un portal»

0

Reproducimos íntegramente la experiencia de Celia (ha preferido no revelar sus apellidos), una vecina de Villaviciosa de Odón que asistió a la concentración que tuvo lugar el pasado viernes en la localidad en repulsa por la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra en el caso de ‘La Manada’.

Quienes quieran enviar sus quejas, fotos, vídeos para denunciar alguna situación de interés general, pueden hacerlo a webvillaviciosadigital@gmail.com 

El viernes 27 salimos a la calle y nos concentramos frente al Coliseo de la Cultura de Villaviciosa para mostrar nuestra repulsa contra la sentencia del caso “La Manada”, así como para seguir luchando contra las injusticias de este sistema patriarcal que nos han llevado a este horrible punto.

Autoescuela Triumph

El día anterior nos habían dado la triste noticia de que la violación que cometieron esos cinco hombres, había sido considerada “abuso” porque la mujer agredida no se resistió.

Desde que salió la sentencia estamos desoladas. No podemos dejar de lado este desgarrador acontecimiento que nos afecta a todas y, que como bien se gritaba el jueves en las calles de Madrid y el viernes en nuestra localidad: “no es un caso aislado, se llama patriarcado.”

En esta concentración, llena de mujeres de diversas edades: niñas, adolescentes y mujeres más mayores, así como niños y hombres que apoyaron la convocatoria, recordamos  también a las mujeres asesinadas. Asesinadas por resistirse a violaciones -como Diana o Nagore-, asesinadas por vivir con hombres que decían quererlas y asesinadas por denunciar repetidas veces ante una justicia que no les escuchó porque sus leyes no nos protegen. Esas leyes que dejan en libertad a asesinos como el de Nagore y que encasillan como “abuso” una violación múltiple. Leyes de las que participan jueces que ponen en duda el infierno que ha vivido la mujer agredida y piden la absolución total para sus cinco violadores. Leyes que defienden a los privilegiados; hombres, blancos y ricos.

Ojalá este sistema que nos quiere muertas cambie, mientras tanto, no habrá paz para quien nos hace la guerra

Es aterrador saber que mañana podemos ser cualquiera de las que nos encontrábamos el viernes en el Coliseo, o cualquiera de las que no estaba, da igual. Es aterrador saber que el número de mujeres asesinadas, violadas y maltratadas va  a seguir aumentando.

Desgarra cada vez que al salir de casa te dicen “ten cuidado” o al volver te dicen “avisa cuando llegues”. Da miedo recorrer las calles con las llaves entre los dedos, los cascos a medio poner y la música bajita para oír si viene alguien por detrás. Da miedo no saber cómo reaccionar si te atrapan cinco hombres en un portal. Quizá si les agredes para defenderte, el guardia civil (al que no han suprimido el sueldo) te denuncia y te piden a ti más años que a ellos (como a los chavales de Altsasua).

Ojalá este sistema que nos quiere muertas cambie, mientras tanto, no habrá paz para quien nos hace la guerra.

Celia.

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí