Crema de calabaza en la calabaza con sus pipas y aceite de hierba Luisa, receta paso a paso

0

Vuelve nuestro recetario con una propuesta ideal y sana para estos días de frío, que llega de la mano de Concha Bernad del blog Cocina y Aficiones.

En plena época de calabazas, con esta receta vamos a disfrutar de la calabaza en toda su plenitud, en texturas diferentes, va a ser una gozada gastronómica, sabrosa, colorida y divertida. Un plato para comer en invierno, muy caliente que a los comensales les va a encantar.

Además de una bonita presentación vamos a encontrar con la corteza de la calabaza que desde luego se come, que esta tostada y muy rica, su carne es una delicia con mucho sabor gracias al aceite herbal y a las especias y para terminar con una crema delicada y aterciopelada, reconfortante y muy agradable en boca.

Ingredientes para cuatro comensales
  • Cuatro calabazas pequeñas o dos calabazas partidas por la mitad.
  • 500 g de calabaza corta en cubos conservando la piel.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Nuez moscada o macis.
  • La cantidad necesaria de caldo de verduras.
  • Un manojo de hierba luisa fresca u otra hierba.
  • 30 g de AOVE aceite de oliva virgen extra.
  • sal.
Preparación y elaboración
Autoescuela Triumph

Aceite hierba luisa: juntar el aceite con la hierba y triturar hasta emulsionar.

La calabra:

Precalentar el horno a 200ºC.

Vaciar la calabaza de pepitas y hebras y preparar untando con el aceite de hierbas, sazonar con la pimienta y la nuez moscada, dejar macerar un buen rato para que tome sabor, ya está lista para ir al horno. Guardamos las semillas.

Untar la calabaza en cubos, y con piel con el aceite de hierba luisa y la sazonamos con la pimienta, sal y nuez moscada.

Limpiar las semillas. Mojarlas con el aceite de hierba luisa y sazonarla con sal y llevarlas al horno hasta que estarán doradas.

Bajar el horno a 180ªC, introducir la calabaza en cubos, las semillas y las calabacitas enteras.

Cocinar hasta que la calabaza en cubos este tierno, la sacamos del horno y la ponemos en una olla, la cubrimos con el caldo, le añadimos un par de cucharadas de AOVE y la llevamos al fuego unos 10 minutos para que se integre con el caldo. Trituramos hasta conseguir una crema fina, probamos y ajustamos el punto de sal.

Dejamos las calabacitas en el horno hasta que estén tiernas y doradas.

Terminación:
  • Llenamos las calabacitas con la crema, se come todo, incluida la piel, nos encontraremos con tres texturas de calabazas; la piel, la carne de la calabacita, la crema y ya para rematar las pepitas asadas.
  • Decoramos con hojas de la hierba utilizada en el aceite, en este caso hierba luisa, rodeamos con las pepitas asadas.
  • Servir muy caliente.

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí