«¿Cómo salir del armario y no morir en el intento?»

1

Maricón, invertido, sarasa, afeminado, sodomita, mariposón, bujarrón, bollera, marimacho, tortillera, camionera, tijeritas, machorra, comealmejas, palomo cojo, perder aceite, acera de enfrente,

“No me importa que seas marica más mujeres para mi”

“Eres tortillera por qué no has encontrado una buena … ”

Autoescuela Triumph

“Entre vosotras, ¿quién hace de chico?”

“Sé quién es la chica en vuestra pareja “

Ciertamente, salir del armario para exponerte públicamente a ciertos comentarios no parece ser un decisión inteligente.

Comentarios, risas, miradas…..Las agresiones han aumentado, los mensajes de intolerancia también. Desgraciadamente, existe un enorme repunte de delitos de odio por orientación sexual.

Sólo los prejuicios sociales, los religiosos y sobre todo la intolerancia hace que el amar pueda convertirse en algo indigno, oscuro y secreto

Afortunadamente, las nuevas generaciones son más de ventanas abiertas que de armarios cerrados con olor a naftalina y soledad.

Jamás me he sentido más libre que cuando pronuncié su nombre en público para decir La quiero más que a mi vida.

Nada podía encerrar tantas ganas de vivir de reír, pero sobre todo de amar.

Que no te engañen los que quieren callarnos, llevarnos a un sitios oscuros, hacernos creer que debemos ocultarnos, que no podemos tener derechos. Los armarios solo sirven para guardar la ropa, para nada más.

En estos tiempos de homofobia, salir del armario es una cuestión de dignidad; lo decidí el día que alguien me dijo: “Puedes ser lesbiana pero que necesidad tienes de airearlo”.

En ese momento pensé: “lo que no voy hacer nunca es ocultarlo”.

La verdad es que salir del armario no es fácil. Es una decisión personal. Salir del armario no te hace más valiente, solo más libre.

Necesito y quiero salir del armario. El amor nunca se puede ni se debe ocultar, mi vida íntima es mía pero mis derechos son públicos.

Por el hecho de salir del armario no me han subido el sueldo. No me dan entradas para el cine. Tampoco me hace más popular entre mis vecinas, ni si quera me sirve para ser más hábil en informática.

SALIR DEL ARMARIO SOLO ME HACE SER MAS ORGULLOSA.

Maribel Martínez García

Compartir

1 Comentario

  1. Estimada Maribel, como te dije en tu primera entrada, seré fiel a tu columna y por eso mismo vuelvo a escribirte.

    Efectivamente estamos en un país en el que los derechos son muchos aunque aún quedan cosas por hacer. En zonas rurales especialmente. Mi miedo personal es que con el repunte de partidos como VOX, al que votan también muchos jóvenes, está situación vaya marcha atrás en los próximos años.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí