Cómo planificar las vacaciones en el extranjero este verano

0

Viajar es uno de los placeres de la vida, y una forma para descubrir lugares, idiomas y culturas desconocidas. Los viajes al extranjero se están normalizando en los últimos meses y por eso no está de más recordar algunos aspectos claves de la planificación que nos ayudarán a tener vacaciones más tranquilas.

¡Seguro que tienes muchas ganas de volver a vivir nuevas experiencias en tierras lejanas! Cuando se pueda volver a viajar sin restricciones, sigue estos consejos y compártelos con tus compañeros de viajes, para que tus próximas vacaciones sean inolvidables.

Vuelos

Para visitar un país extranjero, lo normal es que tengamos que adquirir un billete de avión. Debemos, en primer lugar, buscar la opción más económica pero también el trayecto más corto, o mejor, que menos dura. Normalmente los vuelos directos suelen ser la mejor opción, pero no siempre es así.

Varios estudios demuestran que el mejor día para comprar los billetes es el martes, y los días más económicos para viajar son miércoles, jueves y sábado. Planificar con antelación el viaje nos permitirá ahorrar y huir de los imprevistos. También dispondremos de más tiempo para cancelar los billetes, si necesario.

Lenguas

Si ya nos hemos decidido por un destino, debemos empezar a conocer un poco la cultura local, especialmente el idioma oficial.

Sin embargo, para tener un as en la manga, es fundamental que hablemos un poco de inglés. El inglés es extraordinariamente útil como lengua vehicular, ya que en casi todo lugar, por muy recóndito que sea, el inglés se suele hablar, aunque sea de forma básica. Aprender expresiones útiles, tales cómo se dice hola en inglés, entre otras, nos abrirá muchas puertas allá donde vayamos. En sitios web como Babbel es posible aprender todo eso y hacer ejercicios con los que ganar soltura y confianza a la hora de hablar.

Tener un repertorio de frases útiles para viajar nos ayudará a no quedarnos sin palabras en nuestros próximos viajes.

Seguro médico

Si viajamos por la Unión Europea (recordando que Reino Unido ya no pertenece a ella), debemos viajar siempre con nuestra tarjeta sanitaria europea, que es nominativa y única, y que nos asegura recibir tratamiento médico en centros públicos o que tengan concierto con este programa.

Si vamos a viajar fuera de la Unión, lo mejor es un seguro privado. El coste del seguro de viaje varía en función del tipo de desplazamiento, pero no supone un gran desembolso respecto al precio total del viaje. Si tenemos problemas de salud durante el viaje y contamos con un seguro, ahorraremos los gastos que conlleve poner remedio a tales problemas. Los seguros médicos cubren un amplio espectro de accidentes o problemas médicos menores, y nos asegurarán un viaje mucho más seguro y tranquilo.

Estancia

Las aventuras están muy bien, pero la planificación nos ahorrará tiempo y dinero. Debemos tener contratado el alojamiento, haber cotejado las opciones para comer disponibles, de no haber cogido un hotel con pensión completa, y tener ubicados bien servicios esenciales como hospitales, farmacias o supermercados.

También debemos tener una hoja de ruta para las visitas planificadas. Por supuesto, debemos tratar de viajar a países donde haya la embajada española, y saber dónde se encuentra por si tuviéramos que recurrir a ella. Tenemos que planificar con antelación museos, galerías de arte, lugares de ocio, y todo lo que deseemos hacer. No debemos perder de vistas tampoco las comisarías. Ya lo sabemos, conocer muy bien las zonas por donde nos moveremos, especialmente si visitamos países no europeos, es fundamental para tener una estancia agradable y sin problemas.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí