¿Cómo ha empezado el DUX Internacional de Madrid esta temporada?

0

Aprovechamos el parón liguero para analizar la plantilla y su rendimiento en este inicio de competición.

Lo primero, y más evidente, es la perfecta sintonía con su nueva sede en Villaviciosa de Odón y con sus nuevos conciudadanos. El equipo ha ganado los dos partidos que ha jugado en casa, convirtiendo el municipal de Villaviciosa en un fortín hasta el momento inexpugnable, colgando el Sold Out en ambos encuentros.

El equipo se ha consolidado como una escuadra fuerte, que juega directo y no pierde el tiempo. Se nota que hay una buena preparación física detrás; el partido ante el Atlético de Madrid B lo ganaron sin perder ni un duelo cuerpo a cuerpo, al igual que en los partidos contra el Sanse y Las Rozas demostraron llegar con pulmones al tiempo de descuento, anotando en ambos partidos en ese tramo.

La incorporación del equipo de eSports DUX Gaming ha provocado una auténtica revolución en el club, hay hasta 16 caras nuevas en el equipo. Aunque en la base sean los mismos que en años anteriores, es difícil que una plantilla se entienda a la perfección si los jugadores no se conocen entre ellos. Esta «debilidad» no es algo que se haya notado en el campo, tal vez algún desmarque puntual en el que no se coordinan dos interistas, pero nunca errores garrafales capaces de cambiar el signo de un partido.

Herrero todoterreno

En cuanto a jugadores, ahora mismo parece indispensable Herrero. Él es el capitán y el faro del equipo. No solo aporta galones en el campo, también es una pieza clave en defensa y en ataque, aprovechando el guante que tiene en el pie. Tanta es su habilidad a balón parado que se sitúa como máximo asistente del Grupo V y como segundo de toda la división.

Pero no solo de Herrero vive el DUX. Expósito es una máquina de correr, capaz de multiplicarse y recorrerse la banda según lo necesite el equipo durante los 90 minutos; Arthur Bonaldo se consolida como el comodín de Santaelena, siendo cortafuegos desde el medio campo o central según se necesite en cada partido; Mancebo a ido de menos a más en este inicio, siendo uno de los más destacados en los últimos choques, un todocampista que crea y destruye juego a partes iguales; Rubén Ramos es capaz de levantar a la grada cada vez que entra en juego con acciones de bella factura y De Mesa se consolida como el ariete de referencia para los interistas.

En el banquillo también hay dinamita, Villacañas parece ser el repulsivo favorito del cuerpo técnico, devolviendo la confianza que depositan en él con un gol en Matapiñonera e iniciando la jugada que le dio la victoria al Inter ante Las Rozas. A título personal, quiero destacar a Rabadán: aunque su posición y su estilo de juego no sea el apropiado de cara a los números y a las estadísticas, es un mediocentro de poderío físico, muy hábil con los pies y con un cerebro a la hora de jugar que hace que los encuentros tomen una dimensión distinta cuando él entra.

Aunque ya lo he mencionado de pasada, el cuerpo técnico tiene mucho que ver en este buen inicio. La preparación física es impecable y a los hechos me remito, los cambios son siempre acertados y revolucionan el choque. El estudio de los rivales también es un pilar fundamental en su planificación, como en el partido ante el Atlético de Madrid en el que se supo perfectamente cuáles eran los puntos débiles y se aprovecharon de tal manera que a la hora de partido estaba resulto.

La plantilla es, en su amplia mayoría, nueva. De momento han sido cuatro partidos con un balance positivo, con algunas descoordinaciones provocadas por no conocerse pero que, según avance la temporada, seguro que se corrigen y hará de los villaodonenses un equipo de totales garantías que luche por estar arriba en la tabla. De momento están cuartos y miran hacia puestos de play-off.

 

David Martínez (@davidmarlo_)

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí