¿Cómo evitar ahogamientos durante el verano?

0

Playa de PeñíscolaLa Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) ha puesto en marcha una campaña para concienciar a los bañistas para que sigan una serie de pautas tanto si bañan en la playa, río, pantano o piscina con el fin de evitar incidentes, lesiones e incluso ahogamientos.

FUCI considera prioritario respetar las normas de seguridad y bañarse solo en zonas vigiladas por socorristas, sin olvidar que los padres o cuidadores deben vigilar a los menores cuando están en el agua o jugando cerca de ella, ya que los ahogamientos se producen de forma rápida y silenciosa.

En este sentido recomienda seguir las indicaciones de los propios socorristas y las señalizaciones de la playa, como las banderas. La verde significa apto para el baño, amarillo precaución y el rojo prohibición.

Nadar en paralelo a la costa y no hacia el fondo cuando estemos en la playa, no entrar de forma brusca al agua para prevenir cortes de digestión y mantener la calma ante situaciones de alerta son otros de los consejos que trasladan a los bañistas.

Desde FUCI insisten en que los menores deben avisar a los padres o cuidadores cuando se vayan a meter en el agua y siempre que se pueda bañarse acompañados. Si los niños no saben nadar deben usar chaleco salvavidas si se meten en el agua o van a estar jugando cerca de ella, chaleco que es obligatorio en el caso de practicar algún deporte acuático.

Para las piscinas privadas, la mejor medida de seguridad es el cercado perimetral, con una altura de 1,2 metros de altura, para aislarla de la vivienda. Bañarse de noche o después de haber bebido alcohol es otra inconsciencia ya que su ingesta disminuye la capacidad de reacción ante el peligro y si ocurriera algo nadie podría verte.

Desde esta federación recuerdan a los bañistas que no deben lanzarse al agua en zonas desconocidas, con poca profundidad, desde una altura elevada o donde pueda haber obstáculos como piedras. Antes de sumergirse es necesario comprobar la profundidad del agua y evitar bucear o saltar en zonas turbias donde pueden no ser visibles otros nadadores y objetos. En caso de querer zambullirse debe primero introducirse lentamente de pie varias veces comprobando que la profundidad sea de al menos 1,5 metros.

Pautas ante las altas temperaturas

1. Beba agua o líquidos frecuentemente, aunque no sienta sed e independientemente de la actividad física que realice.

2. No abuse de los líquidos que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar ya que hacen perder más líquido corporal.

3. Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, preste especial atención a bebés y niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

4. Permanezca el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados. Refrésquese cada vez que lo necesite.

5. Reduzca los esfuerzos físicos en las horas de más calor (12.00 a 17.00 horas). No practicar deportes al aire libre en estas horas

6. Use ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar.

7. Nunca deje a nadie dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

8. Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y estén relacionados con las altas temperaturas.

9. Mantenga sus medicinas en lugar fresco, el calor puede alterar su composición y su efecto.

10. Haga comidas ligeras que le ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

 

Redacción.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí