¿Cómo es tener a un cerdo vietnamita como mascota?

0

En nuestra sección ‘‘Mi compañero y yo’ un vecino de Villaviciosa de Odón, que ha preferido mantener el anonimato, nos cuenta cómo es tener de mascota a este curioso animal.

Si quieres contarnos tu historia con tu mascotas para nuestra sección, escríbenos a webvillavicosadigital@gmail.com

¿Cómo se llama su mascota?

Autoescuela Triumph

Se llama ‘Mariano’.

¿Qué le llevó a tener un cerdo vietnamita?

El destino, él nos eligió a nosotros seguramente.

¿Dónde y cuándo se hizo con él?

‘Mariano’ vino de una pequeña finca de un pueblo toledano hace ya más de dos años junto con ‘Tupi’, nuestro perrito.

¿Qué alimentación requiere un animal de estas características?

Su alimentación debe estar basada principalmente de hortalizas, frutas y pienso. El pienso más adecuado por su composición para las necesidades nutricionales de un cerdito es el de caballo en mantenimiento.

También le encantan las hierbas silvestres y frutos de temporada, como las bellotas en invierno o los higos en verano.

¿Y qué cuidados veterinarios?

Los cuidados básicos de un cerdito son las desparasitaciones periódicas, al igual que en perros y gatos. Además, cuenta con sus vacunas anuales específicas marcadas por la Comunidad de Madrid, como son el mal de Aujeszky y la fiebre porcina, aunque cada autonomía estipula un calendario de vacunaciones diferente.

Cuenta también con un chip de identificación, cartilla de vacunaciones veterinaria y pasaporte europeo de mascotas.

¿Cuál es la anécdota más curiosa que ha vivido con su mascota?

Podríamos contar un montón, la mayoría relacionadas con su ansia por la comida, siempre termina saliéndose con la suya.

Una de las primeras anécdotas que vivimos con él fue en la playa. Se encontró una porción de pizza en mitad de la arena y salimos corriendo detrás de él por toda la playa para intentar quitársela por si le sentaba mal. ‘Mariano’ trató de esconderse para poder comer su premio con total tranquilidad pero se topó con un avispero y salió cubierto de avispas posadas por todo su cuerpo, aunque afortunadamente no le pasó nada y se comió la pizza.

¿Ha tenido algún problema con sus vecinos o cuando lo pasea por la calle?

Aunque lo entendemos, a veces la gente es muy pesada haciendo las mismas preguntas una y otra vez o le cuesta entender que puedas tener una relación con un cerdo del mismo modo que con un perro u otro animal de compañía.

Cansan las bromas de ‘¿para cuando es la matanza?’, pero por norma general la gente siempre es muy simpática con él y se ha convertido en un personaje ilustre del barrio, se preocupan más por él que por nosotros.

¿Cómo se relaciona con otros animales como perros, gatos, etc…?

Por lo general es bastante pasota con otros animales de compañía, a lo sumo saluda y se pone a hacer sus cosas de manera independiente.

Rara vez, aunque en alguna ocasión sucede, intenta jugar con otros perros pero son especies con lenguajes corporales muy distintos y no terminan congeniando.

Los perros normalmente sienten mucha curiosidad por él y no le dejan en paz. Otros, sin embargo, sienten miedo cuando le ven.

No muestra comportamientos agresivos hacia otros animales, aunque cuando le irritan porque le ladran sin parar o comportamientos similares protesta marcándoles con el hocico.

¿Qué mitos cree que hay respecto a este animal?

Creo que hay muchos mitos… Tal vez el más polémico es a cerca de su tamaño. No existen cerditos enanos de 5 Kgs o el tamaño de un bulldog, salvo cuando son cachorros. Son técnicas que utilizan los criadores para venderlos y lamentablemente por esta razón acaban abandonados ya que lo normal es que alcancen unos 50kg.

Otro mito es que les gusta la suciedad. Si un cerdo tiene la oportunidad de ser limpio lo será, jamás va a hacer sus necesidades cerca de donde come o duerme ni revolcarse en excrementos (solo se revuelcan en barro para bajar la temperatura corporal puesto que no tienen glándulas sudoríparas, así que lo de sudar como un cerdo es otro mito). En condiciones de hacinamiento, como las que se dan en las granjas, no tienen otra opción y de ahí debe venir esa imagen de sucios.

¿Cómo es la convivencia en casa?

Los cerdos son animales sumamente inteligentes, al nivel de los grandes simios, por lo que necesitan estimular su cerebro constantemente, esto les lleva a ser muy traviesos (abren puertas y cajones, vuelcan cualquier objeto…) Así que no es recomendable que campen libremente sin supervisión.

También son animales muy afectivos y tienen la necesidad de sentirse en compañía. Si siente que estamos en casa, nos va a reclamar gruñendo o chillando. Del mismo modo gruñe o chilla cuando llega la hora de su desayuno, cena… y se ha retrasado al menos un minuto. No perdona la hora de la comida.

¿Qué hace con el animal cuando usted no está en casa?

Cuando estamos trabajando pasa el día en el patio con su «hermano perruno» ‘Tupac’. Cuando nos vamos de vacaciones y no puede acompañarnos le dejamos en una residencia de mascotas donde le tratan genial y viene siempre con unos kilitos de más.

¿Qué es lo mejor y lo peor?

Lo mejor es que te lo pasas genial con él, no paramos de reirnos con todo lo que hace. También se deja querer un montón y le encanta que le achuchemos y acariciemos la enorme barriga que tiene.

Lo peor es echarle de menos. En ocasiones es demasiado terco, sobre todo cuando tiene como objetivo comerse algo y no te obedece.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí