Colas y desorientación en el Centro de Salud como consecuencia del copago farmacéutico

0

Cola en el centro de Salud de Villaviciosa de OdonBuscan el denominado documento de dispensación, para evitar el pago adelantado de las recetas cuando alcancen su límite máximo de aportación mensual. Esta acreditación, que es una simple cartulina con los datos del usuario donde se le apuntan los medicamentos recetados y su precio, está generando continuas filas de pensionistas villaodonenses en el mostrador del centro sanitario.

En los próximos meses se convertirá en una tarjeta imprescindible para pensionistas, debido a que la tienen que presentar en la farmacia, junto con la tarjeta sanitaria cuando recojan la medicación con las recetas. Desgraciadamente, muchos no saben todavía de su existencia.

Son las 11.30 de la mañana y un considerable desfile de personas esperan en el mostrador. Sus caras lo dicen todo; casi dos horas después, la procesión administrativa continúa. Volvemos al día siguiente y lo mismo.

El Real Decreto Ley 16/2012, de 20 de abril de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud estableció, entre otras cuestiones, el copago farmacéutico que entró en vigor el pasado 1 de julio. Los pensionistas de la Seguridad Social y no personas en activo, que reciben una pensión contributiva deberán abonar el 10 por ciento del precio de las recetas, con un tope o aportación máxima que se asigna en función de las rentas. Así para las inferiores a 18.000 €, el máximo mensual que pagarán será de 8 €. Si son mayores o iguales a 18.000 € e inferiores a 100.000 €, el límite será de 18 €. Mientras que las mayores o iguales a 100.000 € abonarán hasta 60 €. Sin embargo, los datos para establecer los niveles de ingresos de cada persona son de 2010, por tanto no están actualizados en muchos casos, como ha podido comprobar Villaviciosadigital. 

Recetas electrónicas

Muchas comunidades autónomas cuentan ya con recetas electrónicas, lo que evita todos los trámites administrativos. Sin embargo, Madrid, entre otras, todavía no y ha puesto en marcha el documento identificativo para llevar un control y evitar que los usuarios paguen por adelantado cantidades que no les corresponden si han superado su límite máximo. El día 1 de septiembre ha comenzado su uso y, en principio, durará hasta diciembre, ya que, en teoría, las recetas electrónicas deben funcionar el 1 de enero de 2013.

Otro problema añadido es que esa tarjeta tiene un mes de validez, con lo que el pensionista deberá acudir al centro de salud todos los meses. Solo en los casos en que se le receten medicamentos para más tiempo, el paciente podrá obtener el documento de identificación, hasta un máximo de tres. A día de hoy, en el centro de Villaviciosa de Odón no están ofreciendo esta ágil alternativa.

Centro de Salud de Villaviciosa de Odón

Villaviciosadigital  habló con todas las partes implicadas en este asunto: Centro de Salud, usuarios y farmacéuticos.

Dr. Javier Roca Bernal (director del Centro de Salud de Villaviciosa de Odón) nos recibió tras finalizar su horario de consultas.

¿Cómo están transcurriendo estos primeros días de septiembre con la nueva normativa?

Todo es un poco confuso. Tenemos colas y en los tiempos que estamos, con la informática, están las pobres administrativas rellenando todo a mano.

¿Cuál es vuestro mayor problema?

Las colas y los medicamentos que han quedado al margen de la financiación pública. Seguiremos así hasta diciembre fijo. Es inviable. Nosotros somos un centro relativamente pequeño y mira las colas que hay. Imagina en el centro de Madrid. Ya está protestando mucha gente porque esta carga de trabajo es inasumible muchos meses.

¿Qué deben hacer los parados de larga duración para que se cambie su nivel de renta en el sistema y pagar conforme a su situación laboral?

Antes lo podían cambiar viniendo aquí con su tarjeta del paro, sin embargo ahora deben ir al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INS) para pedir el Certificado de Asistencia Sanitaria y con eso podemos modificar su situación en el sistema.

Vecinos sorprendidos

A las puertas del centro, preguntamos a los villaodoneneses que salen en muchos casos cansados de la espera en el mostrador de atención al paciente. La mayoría acaba de conseguir su documento identificativo.

Javier Rufos: “Este sistema es acelerado pero la medida me parece acertada para controlar el gasto. No es normal que muchas personas hagan acopio de medicamentos que luego tiran porque caducan”.

Pilar Ramírez: “Todo esto me parece fatal. El coste de las tarjetas identificativas, ¿quién lo paga?. No lo entiendo. Tener que venir todos los meses es un engorro. Deberían implantar ya el sistema electrónico porque hasta la farmacia está atascada”.

Asunción Ramírez: “Es el no va más. La tarjeta cuesta a la administración. Desde luego quien las fabrica se va a forrar”.

María y Santiago (no han querido facilitar apellidos): “Venimos en autobús desde El Bosque. No nos han dicho nada de poder darnos tarjetas para tres meses y tener que venir es una faena”.

Famacia Moteagudo Villaviciosa de Odon

Farmacéuticos sobrepasados

Cuando preguntamos sobre este asunto a la farmacéutica Isabel Martínez Monteagudo, su cara lo dice todo.

¿Dónde está el problema de esta situación?

La consejería no ha puesto folletos informativos en los centros de salud. Solo hablan en los medios de comunicación y así es muy difícil. Hemos sido nosotros quienes explicamos a los pacientes el funcionamiento porque ni en los centros sabían cómo funcionaba. Las cuestiones administrativas no nos corresponden aunque como siempre las hemos realizado.

¿Qué le parece la medida?

Está bien pensada en cuanto a la finalidad pero para los pacientes es un problema y para las farmacias es más trabajo. Se solucionaría con la receta electrónica.

Famacia Rocio Garrido Villaviciosa de Odon

En la misma línea que Isabel se encuentra su colega, Rocío Garrido, titular de la última farmacia del pueblo, situada en la Avenida Príncipe de Asturias.

¿Dónde reside el problema?

En los problemas administrativos, en las colas y en la falta de información. Los ciudadanos no saben nada y hemos sido las farmacias quienes hemos informado del proceso. Y otro tema son las recetas desde el 1 de julio, ¿qué pasa con ellas? No se ha informado bien. Todo ha sido muy rápido y sobre la marcha.

También me pregunto, ¿cómo se va a devolver el dinero que se ha cobrado de más? Esto es volver a métodos antiguos y es incomprensible.

¿Cómo se solucionaría?

Simplemente, esperando unos meses a la receta electrónica.

¿Cómo están realizando el proceso?

Estamos dando un ticket de la compra con la copia de la receta para que, en su momento, puedan demostrar el gasto y reclamar.

Texto y fotos: Israel Revilla Canora

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí