Clausuran un matadero ilegal cuya carne se vendía sin control sanitario en establecimientos asiáticos de la Comunidad de Madrid

0

La Guardia Civil localizó 650 animales en la explotación y su sacrifico ante la falta de trazabilidad y detectarse además positivos en salmonella entérica.

Inspeccionaron establecimientos en Andalucía, Castilla-La Mancha, Valencia, Asturias, Cantabria y País Vasco.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), coordinados con la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Alimentación y con apoyo de la Subdirección General de Seguridad Alimentaria  y Sanidad Ambiental,  ambas de la Comunidad de Madrid, han logrado clausurar un matadero ilegal situado en una parcela de El Molar. Además, han realizado inspecciones a locales de ocho provincias donde iba destinada la carne que no tenía ningún tipo de  control sanitario.

La operación tuvo su origen en las vigilancias que realiza el SEPRONA en virtud de los cometidos que tiene asignados en la lucha contra el fraude alimentario. Dichos controles se vieron intensificados tras conocerse el primer caso de gripe aviar detectado en febrero de este año en la Comunidad de Madrid.

A raíz de este operativo lograron ubicar una parcela en El Molar, donde la Guardia Civil constató el sacrificio de animales y observó la quema de restos dentro de la misma explotación.

Intermediarios para el transporte

Los investigados sacaban la carne de los animales sacrificados en furgonetas o turismos sin cadena de frío. La mercancía era transportada en unas ocasiones hasta un polígono situado en Fuenlabrada, lugar desde el cual se distribuía a restaurantes y establecimientos regentados por ciudadanos asiáticos o a través de uno que introducía la carne en sus neveras y posteriormente se distribuía a través de un servicio de mensajería.

El transporte se realizaba sin ningún tipo de control sanitario, por lo que tras realizar todas las comprobaciones en materia administrativa de la explotación y la distribución se procedió en colaboración con inspectores de Dirección General de Agricultura, Ganadería y Alimentación, a realizar un registro en la explotación ganadera  con la correspondiente autorización judicial. 

Instalaciones insalubres y animales enfermos

Una vez se accedió al interior de la finca, se localizaron 650 animales, (gallinas, patos, cabras, cerdos y burros), que fueron puestos en cuarentena y sometidos a las pruebas pertinentes por personal técnico autonómico. Las pruebas realizadas arrojaron resultado positivo en salmonella entérica, por lo que se ha decretado su sacrificio.

La situación de insalubridad del establecimiento propició la detención de seis personas, todas ellas de origen asiático, continuando el operativo a localizar e intervenir todo el género distribuido.

Este tipo de instalaciones requieren estrictos controles veterinarios previos al sacrificio y tras el mismo, además de cumplir las medidas sanitarias para asegurar el estado sanitario de los animales y productos en todas las etapas de producción, transformación y distribución.

También se les atribuye otro delito de maltrato por la ausencia de medidas de bienestar animal y métodos de aturdimiento en el sacrificio para evitar sufrimiento innecesario, tal y como establece la normativa.

El entramado tenía puntos de venta en El Molar, Aranjuez y Fuenlabrada (Comunidad de Madrid), Lebrija (Sevilla), Lucena (Córdoba), Fuente del Fresno (Ciudad Real), Manises y Alfafar (Valencia), Lugones (Asturias), Liencres (Cantabria) y Basauri (Vizcaya).

Además de los seis detenidos (cinco hombres y una mujer los cuales regentaban el matadero, realizando sacrificios y distribuyendo la carne), se ha investigado a 12 personas más por delitos de estafa, contra el mercado y los consumidores y  contra la salud pública.

La operación ha permitido intervenir 350 kilogramos de carne, que estaba dispuesta para su distribución al público. 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí