Casvi peleó el primer partido de Liga EBA ante un Movistar Estudiantes que fue mejor en el cómputo del encuentro (61-64)

0

Los de Villaviciosa de Odón, con una plantilla prácticamente nueva, se estrenaron con derrota, pese al partidazo del MVP Matthew Dahlen, que hizo 44 de valoración con 31 puntos, 16 rebotes, 11 faltas recibidas.

Intenso y emocionante encuentro, aunque con poca frescura, el que ofrecieron este jueves los dos conjuntos colegiales del grupo B de la Liga EBA. Se enfrentaban dos equipos en contextos muy diferentes; el Casvi, que afronta la temporada con la plantilla nueva a excepción del capitán Mario Ortega, y el Estudiantes, que va creciendo en madurez con un fondo de armario de calidad.

El encuentro estuvo marcado por la intensidad defensiva y los desaciertos propios de este inicio de temporada. Hubo igualdad, con un primer cuarto que fue un intercambio de golpes y que acabó en un 15-16) y no se decidió hasta el último minuto y medio del partido, aunque los del Ramiro de Maeztu fueron por delante durante más minutos, con una máxima de +13, mientras que los villaodonenses la tuvieron de cuatro.

Hasta el descanso se mantuvo el tanteo (28-30) y durante esos dos periodos ya deslumbró Matthew Dahlen, que ha finalizado la primera jornada del grupo liderando la clasificación de puntos y valoración y al que los estudiantiles no podían sujetar.

Tras el paso por vestuarios, comenzó a apretar el Estudiantes en defensa y dos triples de Ignacio Arroyo (el mejor estudiantil) y Héctor Alderete pusieron 10 arriba a los suyos. Parecía que se iban a ir definitivamente, pero Casvi nunca se rinde y, pese a que estuvieron desacertados desde el perímetro, un par de robos y canastas castigadoras hicieron que recortasen la desventaja, aunque los visitantes seguían por delante.

El últimos cuarto comenzó con el Casvi a toda pastilla y endosaron un parcial de 7-0, empató a 50 e incluso se puso por delante, sin embargo, le costó tener serenidad para mantener el tempo de juego.

Se llegaron a los minutos finales con el partido abierto, pero el Estudiantes daba la sensación de tener más argumentos y bazas ofensivas para desequilibrar la balanza, ya que Dahlen estuvo demasiado solo en la vanguardia. Y eso pasó, a tres minutos para el final y con 54-55 apareció Adams Sola, que hasta ese momento había jugado con cierta apatía, y endosó dos triples seguidos que fueron una losa para el Casvi, que sufrió el rigor arbitral en algunos momentos y se quedó a tres puntos de la remontada.

Los de Villaviciosa de Odon jugarán este sábado en la pista del Uros de Rivas Bon Lar a las 18.45 horas.

Estadísticas del partido

Clasificación

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí