Aumenta el números de perros que acceden al Metro de Madrid

0

Una media de 364 al día, según un estudio elaborado por el suburbano para comprobar la evolución de la implantación del acceso de los canes que tuvo lugar en 2016.

En días laborables acceden una media de 355 y que se eleva a los 373 durante los fines de semana.

El estudio destaca, entre otros aspectos, que las líneas con mayor afluencia de usuarios con mascota son 1, 3, 6 y 12. De acuerdo con los datos recogidos, entran perros en más del 60 por ciento de las estaciones del suburbano, destacando sobre todo Moncloa, Argüelles y Ciudad de los Ángeles.

Autoescuela Triumph

En lo que respecta a las franjas horarias, se aprecia una diferencia en el comportamiento de los usuarios en los días laborables frente al fin de semana. Así, durante el sábado el grueso de las entradas se centró desde las 11.00 h. a las 16.00 h., mientras que los días laborables «se observaron diferentes picos, si bien es más difícil encontrar un patrón de comportamiento», han explicado desde Metro de Madrid.

Si se establece una comparativa con respecto al año 2016, fecha en la que se aprobó el acceso de perros a las instalaciones del suburbano madrileño, «no han aparecido diferencias significativas en el número de clientes que viajan acompañados por perros, lo que parece indicar que está estabilizado el número de usuarios de estas características».

Los perros tienen acceso a las instalaciones de Metro de Madrid desde julio de 2016, tras las peticiones de los usuarios. El Gobierno regional optó por implantar el modelo de otras ciudades europeas donde ya se permitía, como Bruselas, Londres, Lisboa o Berlín.

Para poder acceder a la red de Metro, los perros deben estar identificados correctamente mediante el uso de microchip e inscritos en el registro censal municipal. No supone coste adicional alguno para el viajero.

La entrada del animal en el Metro debe cumplir distintos requisitos: puede acceder un solo perro por viajero; todos deben llevar bozal y estar sujetos con una correa, de una longitud que no supere los 50 centímetros, y deben ocupar para su desplazamiento, exclusivamente, el último coche de cada tren.

Estos requisitos tienen que ser cumplidos desde el mismo acceso a la estación y hasta la salida a la calle del animal. Mientras se desplazan por la red pueden utilizar los ascensores y las escaleras, pero no está permitido, por seguridad, que usen las escaleras mecánicas.

Además, desde Metro recuerdan que la persona responsable del perro es su portador y la propietaria su responsable subsidiaria; se debe evitar obstruir el paso del resto de pasajeros en puertas y ascensores, y se puede limitar el acceso a los mismos ante situaciones tales como aglomeraciones de viajeros.

En cuanto al horario de acceso, los animales no podrán entrar de lunes a viernes en las horas de mayor afluencia, es decir, durante los periodos de hora punta de mañana y de tarde: 7.30 a 9.30 horas, de 14.00 a 16.00 h. y de 18.00 a 20.00 h. Durante los meses de julio y agosto, todos los fines de semana del año y en festivos el acceso se puede realizar libremente sin limitación alguna en el horario.

Compartir

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí