Alexandra Lamas, de gimnasta de alto rendimiento a arquera en la World Cup y alumna del mes en la UEM

0


Alexandra

¿Quién hay detrás de Alexandra Lamas Caballero, una estudiante vallisoletana nombrada alumna del mes de febrero por la Universidad Europea de Madrid (UEM)? Villaviciosadigital entrevista a esta todoterreno del deporte quien, además, se vuelca en ayudar a las personas discapacitadas.

Alexandra Lamas Caballero, de 32 años, reside en Madrid desde hace 14 años y estudia un Máster en Marketing Deportivo de la Escuela Universitaria del Real Madrid, en la UEM, fruto de una beca que le otorgó el Ayuntamiento de Alcobendas.

A los seis años comenzó a tomar clases de gimnasia rítmica, una disciplina deportiva en la que no tardó en destacar. Ya con 10 entrenaba en alto rendimiento, aunque se retiró a los 18, tras haber competido con la selección castellanoleonesa y con el equipo nacional. Una andadura que, a pesar de no contar con el apoyo familiar, logró desarrollar con éxito.

A partir de ese momento, continúo haciendo lo que más le hacía feliz, el deporte. Logró cinturón negro en judo y a la edad de 31, decidió practicar tiro con arco como pasatiempo. Al año y medio, ya competía a buen nivel.

Su último reto deportivo fue la World Cup de tiro con arco olímpico en Nîmes, celebrada el pasado 23, 24 y 25 de enero, donde cosechó un puesto 57 de 100 en grupo y en la general, 133 de 200.

Además, imparte clases de gimnasia rítmica y de judo. Es una de las creadoras de Goalball.es, juez y difusora de ese deporte paralímpico, árbitro de la corte internacional y organizadora de eventos deportivos. Todo ello lo compagina con sus estudios de máster y las prácticas en Unipublic, la empresa que organiza la vuelta ciclista a España.

¿Cuándo comenzó su pasión por la gimnasia rítmica ?

Empecé a entrenar a los seis años y a los diez en alto rendimiento porque tenía condiciones. Desde ese momento, me tomé los entrenamientos más en serio. Estuve también en la selección castellanoleonesa y posteriormente fui seleccionada para el equipo nacional.

¿Cuál fue el primer premio que le otorgaron en esta categoría?

Fue en un campeonato interescolar de Valladolid cuando tenía siete años. A mi entrenadora no le hizo ninguna gracia que ganara porque era la primera que iba a un campeonato y que quedaba primera.

¿Qué rutina de preparación física y cuidado de la alimentación debe respetar una gimnasta que compite en alto rendimiento?

En cuanto a la alimentación, por el año 1996-1998 era más estricta. Ahora se basa básicamente en una alimentación sana y equilibrada que permita rendir al máximo. La situación ha cambiado muchísimo, las gimnastas tienen pecho, un tipazo increíble y ya no son ese tipo de deportistas que pedían antes las jueces, muy delgaditas y finitas.

Cuando estaba en Valladolid entrenaba antes de ir a clase y después, hasta las 10 de la noche. Todo eso ha evolucionado afortunadamente. Obviamente, las niñas que están en la selección española entrenan sus ocho horas diarias pero porque son deportistas de élite. Depende mucho del nivel, hay quienes entrenan dos horas al día y que están a su vez, compitiendo a buen nivel en campeonatos nacionales. Otro de los factores determinantes es la entrenador y el partido que éste sepa sacar a sus alumnas.

Todo deportista que desea cumplir un sueño a esos niveles, suele sacrificar determinados aspectos de su vida, ¿cuáles fueron los suyos?

En gimnasia rítmica pierdes muchas tardes de salir a jugar, pero tampoco fue una cuestión que llegara a echar de menos. Eso era en lo que me habían educado y además, estaba haciendo lo que de verdad me gustaba. Sí que es cierto que sufres apuros a la hora de estudiar. Te obliga a tener una mayor organización.

Tiro con ArcoHace un mes, participó en la World Cup de tiro con arco, ¿por qué con 31 años decidió tomar clases de esta disciplina?

El tiro con arco me lo quería tomar más como un pasatiempo después de haber estado en alta competición. Gracias a la gimnasia rítmica he conseguido la base y los pilares para saber controlar mi cuerpo y mis movimientos, y lograr así éxito en el tiro con arco.

Me resulta muy fácil cuando cojo el arco, me aislo del mundo. Me acuerdo que en este último campeonato, estaba cansada porque venía arrastrando una lesión que tuve entrenando y al final de la competición el hombro se empezaba a resentir, me costaba más tirar y me quedé yo sola en la línea de tiro porque teníamos dos minutos para tirar, ni me di ni cuenta hasta que no sonó la bocina.

Me aislo, no necesito, casi ni auriculares. Voy montando mi arco, reviso el material, me pongo a calentar. No sé, creo que como lo he vivido todo ya desde pequeña, vea la competición como algo muy normal.

 ¿Qué creé que le aporta el deporte y que puede aportarle a las personas?

Todo, ha sido mi diversión, mi pasatiempo y se ha convertido en mi carrera profesional. A las personas le va a suponer un cambio a nivel del organismo. Se sentirán mejor, con más energía para afrontar la cotidianeidad. Se nota en la piel, en el aspecto, y además es uno de los principales antidepresivos, evita padecer muchas enfermedades y socializarse. Animo a que la gente practique deporte un par de días a las semana y si puede todos los días un poco.

Alumna del mes UEM

¿Cómo valora que la hayan designado alumna del mes de febrero en la UEM?

Me alegré mucho. Fue una compañera que trabajaba en el departamento de deportes quien me informó que a los de esta sección, les había gustado que fuese a competir a la copa del mundo y que por este motivo, me iban a nombrar alumna del mes.

¿Por qué estudió Ciencias de la Actividad Física y Deporte?

La Universidad Europea me llamó mucho la atención porque era una de las primeras bilingües. Para obtener la licenciatura tenías que tener aprobado inglés por obligación y, además, me ofrecían la posibilidad de hacer prácticas con el equipo nacional de gimnasia rítmica. Un hecho que me ayudó bastante a decidir venirme a Madrid.

Además, me permitían especializarme en dos deportes. Obviamente, uno fue la gimnasia rítmica y el otro, a pesar de que había artística, disciplina que me llamaba menos, me decidí por el judo porque era otro deporte que más o menos se me daba bien. Para aprobar esa asignatura, la especialidad y la maestría de tenía que sacar mínimo cinturón negro.

Alexandra Lamas

«El deporte es uno de los principales antidepresivos, evita padecer muchas enfermedades y socializarse»

¿Por qué hacer el Máster de Marketing Deportivo de la Escuela del Real Madrid?

Se puede decir que yo no lo decidí del todo. El Ayuntamiento de Alcobendas me concedió una beca para realizar un postgrado que tenía como condición que fuera a impartirse en el campus de Alcobendas, principalmente. Puse varias opciones de máster y me llamaron para decirme que, de entre todos los que había puesto, me habían concedido la beca para el de la Escuela del Real Madrid.

En 2009 creó una web dedicada a la difusión de goalball, un deporte paralímpico de personas ciegas y con deficiencias visuales, ¿cómo surgió esta idea?

Me percaté de que España era una de las mejores potencias del mundo en goalball, que durante años había tenido al mejor jugador y que, incluso, había ganado campeonatos olímpico que nadie sabía. Además, muchos equipos de otros países organizan sus estrategias de juego de acuerdo a como lo hacía España.

El problema era que no había difusión de este deporte y desde la ONCE vimos que tampoco había mucho ánimo en esto. Por tanto, decidimos entre jueces y arbitros crear una plataforma. Poco a poco fuimos invirtiendo fondos para la retransmisión online de goalball.

Éramos tres personas y engañamos a mi chico que ha trabajado en Antena 3, es realizador, y nos ayudó con las retransmisiones, tomaron un buen cambio. Muchas veces no podíamos retransmitir porque no había buena cobertura informamos vía Twitter y Facebook. Tenemos varios seguidores como jugadores,  personas que les interesa el deporte paralímpico, que siguen las jornadas ahora ya en inglés y en español porque empezamos a cubrir eventos internacionales.

También trabajó realizando programas de rehabilitación motriz con niños que padecían discapacidad intelectual y física, ¿en qué consistió su labor?

Empecé a trabajar a partir de un profesor de la universidad, Juan Vázquez, una de las mayores eminencias en Síndrome de Down. Me ofreció formar parte de su equipo cuando acabé la carrera. La labor que desarrollábamos estaba orientada a una rehabilitación motriz a través de la natación. Trabajábamos con niños, tanto con discapacitados intelectuales como físicos. Yo estaba sobre todo con pequeños con autismo y gracias a este trabajo, se notaba una mejoría tremenda, los padres alucinaban.

Aprendían a nadar y a seguir unas pautas que luego podían trasladar a su día a día, ir por un carril, volver por el otro, obedecer a unas órdenes, guardar las distancias, entre otros. Algunos que estaban en silla de ruedas y que no se podían mover, sí que tenían capacidad de  movimiento en el agua, aprendían a subir escaleras.

Actualmente, esta cursando un máster, ¿tiene en mente algún proyecto para desarrollar a medio y largo plazo?

Lo que quiero hacer es centrarme más en lo que es la gestión, el marketing deportivo. Seguir adelante si puedo con la empresa en la que estoy de prácticas, Unipublic, que organiza la vuelta ciclista a España, y dejar las clases más bien como un hobbie, porque el deporte esta muy mal tratado para los profesionales y entrenadores de este país.

Diana García Fran

Fotos cedidas por Alexandra Lamas.

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí