«Al séptimo día descansó»

0

 

Javier Romera Martínez (párroco iglesia Santiago Apóstol Villaviciosa de Odón).

Escribo hoy esta columna desde el Monasterio de la Encarnación de Ávila. Podría hablaros de la Santa, como llaman aquí a Teresa de Jesús. Pero mi intención en esta ocasión es escribir sobre el descanso, las vacaciones, la conveniencia de salir unos días, cambiar de lugar, disfrutar la playa, la montaña, la cultura, la gastronomía…

He escuchado en un anuncio de viajes: disfruta el verano más esperado de todos. Es verdad, hemos pasado mucho pero seguro que el año próximo el reclamo publicitario será parecido, aun sin COVID. Eso esperamos.

Es un buen objetivo vivir en plenitud el momento presente y saber descansar, reponer fuerzas para servir mejor a los demás. Esto es lo que nos hace felices.

Es un buen objetivo vivir en plenitud el momento presente y saber descansar, reponer fuerzas para servir mejor a los demás

Por tanto, estamos en tiempo de vacaciones. En nuestro pueblo, donde se está muy bien, o donde podamos o queramos. Lo importante es que el verano sea un tiempo enriquecedor. Lo primero es vivirlo con ilusión, procurar no quejarnos de nada. Cultivar la vida espiritual. Dedicar mucho tiempo a la familia. Controlar el uso del móvil para desconectar de aquello que nos impide estar con los demás realmente. Leer buenos libros, ver buenas películas. Hay tantas cosas buenas que podemos hacer.

El descanso es algo sagrado. Dice la Biblia que Dios «al séptimo día, descansó». Jesús se retiraba a un lugar tranquilo con los apóstoles cuando llegaban cansados.

Os deseo unas felices y merecidos días de descanso a vosotros y vuestras familias.

Javier Romera Martínez (Párroco iglesia Santiago Apóstol Villaviciosa de Odón)

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí