«Actitud positiva»

0
Encarnacion Dávila Bravo.

Después de un tiempo sin escribir, retomo la columna y también después de pensarlo mucho me inclino a hacerlo sobre un tema que creo que es necesario cuando las expectativas de la salida de la pandemia son algo más positivas que hace unos meses.

Hay numerosos estudios en los que se demuestran que un trabajador feliz es mucho más productivo para la empresa, aportando a la misma mucho más. Creo que este concepto es absolutamente extrapolable a los ciudadanos y por lo tanto a la aportación que podemos tener cada uno de nosotros al bien común.

Desde un punto de vista social, es responsabilidad de nuestros dirigentes, sean del ámbito que sean, el trabajar y dar los medios para conseguir que los ciudadanos se encuentren felices, apoyando y dando a sus expectativas la dimensión necesaria.

Es lo que debería contener cualquier programa de gobierno y por lo tanto en la medida que este es votado, nos indica lo cerca o lejos que estamos de las necesidades y expectativas de las personas a las que aspiramos a gobernar y por lo tanto de sus necesidades.

creo que ha primado la gestión realizada en unos momentos tan adversos

En la Comunidad de Madrid el 4 de mayo se votó, de forma abrumadora, las propuestas del Partido Popular encabezadas por Isabel Díaz Ayuso, y es por eso por lo que cabe establecer una correlación entre expectativas, necesidades y resultados.

Independientemente de lo anterior, creo que ha primado la gestión realizada en unos momentos tan adversos, como los que hemos tenido que vivir por la pandemia, y en los que se ha ratificado la cercanía que han tenido (incluyo a todos los que han trabajado en este periodo en cualquier ámbito) con los madrileños.

Creo que caben varias conclusiones:

  • No se trata de pensar que todo va a ir bien, sino de prepararse y estar listo por si algo sale mal.
  • Es muy importante evitar la crispación y el acoso a todas aquellas personas que no piensan como nosotros.
  • No hay que quedarse anclado en las críticas y en las quejas, y por el contrario hay que aprender a ser flexible, es decir, hay que tener capacidad de adaptación y diálogo.
  • Hay que aprender a gestionar las expectativas, aceptar la realidad y evaluar las posibilidades que tenemos para conseguirlas.

Pero sobre todo, HAY QUE TENER UNA ACTITUD POSITIVA.

Eso, por supuesto según mi criterio personal, es lo que ha conseguido ISABEL DIAZ AYUSO durante su campaña. Necesitamos ilusionarnos y pensar que se pueden conseguir y cumplir nuestras expectativas.

Encarnación Dávila Bravo

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí