Abdul Karoni (médico sirio): “ha habido una subasta humana de refugiados”

1

Abdul Karoni medico sirio en Villaviciosa de OdonPrimera parte de la entrevista con el doctor Karoni, un reconocido cardiólogo sirio que llegó a España en 1969, cuenta con una amplia trayectoria en la medicina y conoce la realidad de la crisis humanitaria de los refugiados, que vaticina tendrá consecuencia durante varias décadas.

Considera que la Unión Europea ha hecho «una subasta humana» con el reparto de cupos, y que sólo ha actuado cuando la ola de personas que huyen de la guerra ha llegado a sus fronteras.

(Segunda parte de la entrevista)

Autoescuela Triumph

El actual vicepresidente de la Asociación Médico-Científica Hispano-Árabe y residente en Villaviciosa de Odón se mostró preocupado en la entrevista que concedió a Villaviciosadigital.

Su rostro reflejaba cansancio.Y es que, pese a estar jubilado desde 2013, su actividad es incesante, lo lleva en la sangre; investigación, asesoramiento médico, enseñanza a jóvenes doctores y ahora, en puertas de ayudar a su pueblo desde la distancia ante una procesión de compatriotas que no cesará, pese al nuevo cierre de fronteras.

Licenciado en Medicina por la Universidad de Sevilla en 1976, especializado en Cardiología y en Cirugía, formado en España, país en el que fue coordinador del Plan Nacional para el Síndrome Tóxico (aceite de colza) en 1980, estuvo destinado en las unidades de Boadilla del Monte y Villaviciosa de Odón.

Su carrera profesional continuó en nuestro país ayudando a elaborar la normativa para los afectados por el síndrome tóxico, además de ser el jefe de Cardiología en el Hospital Infanta Cristina y adjunto en el de Getafe.

En 1989 fue miembro de la Asociación de Médicos Hispano-Árabe, y en 2002 creó la Asociación Médico-Científica Hispano-Árabe. Con ellas colaboró con el Gobierno sirio en los últimos pasos del anterior presidente de Siria (Hafez al Assad) y en los primeros de su hijo en el poder, el actual mandatario, Bashar al Assad, de cara a la formación de médicos, la investigación, e incluso realizando operaciones gratuitas para cientos de personas sin recursos.

Esa encomiable labor médica, de investigación y humanitaria se interrumpió en 2008 por los diferentes conflictos y la mutación del Gobierno de Bashar al Assad, régimen que conoce muy bien.

¿Cuéntenos cómo fue el inicio de las revueltas en Siria?

Comenzó en 2011 por la gran presión social debido a la situación del pueblo sirio, tanto con la opresión, la expropiación de propiedades. El partido sirio (Baaz) no es socialista, porque después de la muerte del padre de Bashar (Hafez al Assad murió en el año 2000), acabó con todas las iniciativas para avanzar y abrir el país, porque desde 2005 al 2011 vivió un progreso económico.

Además, hace cinco o seis años se descubrió el yacimiento de gas-petróleo más importante del mundo y eso hizo que se convirtiera en un lugar clave a nivel geoestratégico, lo que hace que países como Irán, Rusia y China mantengan el apoyo explícito al régimen de Bashar al Assad.

¿Por qué cambió tanto su forma de gobernar Bashar al Assad?

Esto como todos. El nacionalismo alemán no nació inicialmente con esas ideas, pero luego se transformó a masacrar a su propio pueblo. Las ideas xenófobas que surgen en un líder con una estructura mental y política desviada, pueden crear un conflicto internacional de gran índole.

El partido Baaz no tiene nada que ver con el nacionalismo, ni con la Internacional Socialista, ni con el socialismo árabe. Siria siempre ha sido la cuna de la civilización, un país de acogida; en los primeros años del siglo XX acogió a un millón de kurdos, a 300.000 chechenos, a un 500.000 armenios, a dos millones de palestinos, refugiados consecuencia de la guerra árabe-israelí, cuando Siria tenía ocho millones de habitantes. Tenían su estatuto de refugiados y se les ofrecían condiciones óptimas para su integración, la educación, la sanidad, y fueron integrados plenamente.

El cambio en Bashar al Assad se va produciendo paulatinamente, por la codicia por el poder. Ha encontrado un caldo de cultivo contra su propio pueblo en las revueltas populares que surgieron en el sur, los grupos contrarios al régimen, más el ejército sirio liberado y otros grupos adheridos a enfrentarse contra el régimen. Más tarde se filtró Al Qaeda, que actuaron con moderación, frente al Estado Islámico que se encuentran en un estado de fanatismo y genocida.

El régimen sirio es cómplice directo, porque es la cara y cruz de lo mismo, junto con el Estado Islámico. Las zonas que el Gobierno sirio saben dónde están sus cuarteles, evitan bombardearlas, y sin embargo bombardean zonas donde hay población civil para atemorizarla, con bombas de fragmentación y la matanza de civiles con armas de guerra química. El mundo entero lo vio y miró para otro lado. Cuando Obama y Hollande amenazaron con intervenir, un tercer país intervino para decir que si desaparecía el régimen de Al Assad su estado estaría en peligro. Se bombardeó algún centro logístico, pero no se volvió hablar más, se frenó la iniciativa por presiones de ese tercer país.

«El descubrimiento del yacimiento de gas-petróleo más importante del mundo hace que Irán, Rusia y China mantengan el apoyo al régimen de al- Assad»

¿Por qué el Gobierno sirio no bombardea los edificios controlados por el Estado Islámico?

Porque se alimentan de ellos, les interesa para castigar y atemorizar a la población y que huyan del país. Ningún sirio quiere salir del país porque su estatus económico es similar al nuestro, incluso algunos tienen muchos recursos económicos, pero deben huir de la guerra.

rp_refugiados-sirios-autor-Sandra-Gonzalez-200x150.jpg
Foto: Sandra González.

Esa es doctor Karoni la situación, pero ¿cómo se puede resolver este conflicto?

Hay una esperanza, con grupos organizados que están haciendo la reconstrucción. Son de corte social-vecinal, y reciben ayuda de varias ONG y de algunos países. Trabajan desde dentro, pero no es fácil.

La solución es difícil y necesita que se cumplan muchos puntos dada la situación actual del conflicto y cómo está afectando a Europa: parar la guerra, es un punto cardinal. Las autoridades europeas, EE.UU, la OTAN, etc, deben ponerse en contacto con Rusia, Irán y China, que son claves en este conflicto, para convencerles de que hay que negociar la paz y cesar los bombardeos selectivos que han demostrado que no son la solución.

El segundo punto es la salida inmediata de Bashar al Assad del Gobierno sirio y que se forme un gobierno legítimo en Siria. Hay que llevarle al Tribunal Penal Internacional, no debe haber impunidad. Sin estos dos puntos, no hay solución del problema.

Tercer punto; este conflicto tiene un calado humanitario internacional de amplio espectro. No es un problema de meses ni de años, posiblemente de varias décadas.

El cuarto punto afecta a la visión del conflicto que ha mostrado la Unión Europea; me atrevo a decir que ha habido una subasta humana de refugiados, y lo recalco. En el Líbano, de ocho millones de habitantes, hay un millón doscientos mil refugiados sirios; un millón doscientos mil en Jordania, un país sin recursos naturales; Egipto también acogió, aunque ha cortado el grifo, etc. Y la UE habla de 180.000, que es el 0,0003 por ciento de la población total de sirios.

«El régimen sirio es cómplice directo, porque es la cara y cruz de lo mismo, junto con el Estado Islámico»

¿Por qué ha tardado tanto la Unión Europea en reaccionar?

Europa ha actuado siempre tarde y mal, en cualquier escenario, incluso en las crisis sanitarias, como con el ébola. No hay que esperar que el foco llegue a nuestras fronteras, hay que atajarlos in situ. Hay que prevenir siempre, ningún país es inmune, y hay que estar alerta permanentemente para velar por la población.

La cara del imperialismo es la misma, es el interés económico en definitiva. Nadie debe olvidar esto, que son los grandes holdings empresariales quienes manejan el mundo entero, pero ahora han cambiado de táctica, y en vez de ser guerras convencionales, han fragmentado los espacios económicos para que cada uno de ellos puedan actuar de una u otra manera, camuflándolo.

El espacio Schengen ha sido otro muro, después de derribar otro muro en el año 80, ahora es otro muro, y se construyen vallas; España tiene su alambrada en Ceuta y Melilla. Se gastan millones de euros para ello, mientras se abren campos de refugiados sin condiciones mínimas sanitarias, la historia se repite otra vez.

Este conflicto se venía avisando desde hace años, y se ha mirado para otro lado. Ahora que ya está en nuestras fronteras sí se quiere arreglar de la manera que sea. Esto es pensar a corto plazo.

¿Cuál es en su opinión el origen del conflicto árabe?

El origen, incluso de la mal llamada Primavera Árabe, no es un conflicto inducido por los aliados occidentales, sino por el grado de opresión en cada país, el imperialismo feroz ha sentado sus bases ahí, y la situación de la población era mucho más limitada, con opresión, cárceles, torturas; hablo en general, en cualquiera de ellos. El levantamiento popular en Túnez, Libia y en otros países, da lugar a esas revueltas.

Pese a que hubo ayudas internacionales a los grupos que estaban en contra de los regímenes dictatoriales, éstos  habían expropiado la propia dignidad a sus pueblos, y han actuado con mano de hierro contra todos. Con lo cual, los pueblos se organizan, aunque sin unas organizaciones políticas definidas, pero son revueltas populares de gran calado; en Egipto también.

Luego no hay que olvidar el conflicto iraquí, con la invasión de Estados Unidos y los aliados contra el régimen de Sadam Hussein, lo que ha creado un conflicto de grandes dimensiones, e imprevisible. Ahora, después de tantos años, vemos Irak, y ¿qué ha quedado?

Sin lugar a dudas, las políticas internacionales han fragmentado los conflictos, con lo cual son ahora un polvorín y sin soluciones claras a medio plazo.

¿Volverá a su país?

No. Ni tan siquiera de visita. Actualmente no hay posibilidad ninguna porque cuando estaban las cosas mucho mejores, tenía que ir con un permiso especial para misiones concretas, pero sí voy a ayudar a Siria desde aquí mucho más que estando allí. Puedo ofrecer todo tipo de ayuda, asesoría como experto, y estoy disponible para todos, no sólo para los refugiados sino para cualquier persona que lo necesite.

En nuestra asociación estamos esperando a ver qué es lo que nos piden desde la coordinación estatal, a través de la Comisión interministerial y de las comunidades autónomas.

 

Texto y foto cabecera: Israel Revilla Canora (@IsraelRCanora)

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí