Nutrición y Navidad, ¿cómo sobrevivir?

0

Ya estamos de nuevo en Navidad… y yo que me había planteado que de este año no pasaba y que me iba a quitar 5 Kg., bueno desde el verano son un par de kilos más, pero esos sí que me los quito en seguida. Lo malo es que tengo dentro de dos días la comida de la empresa y después la cena con los amigos. Bueno, pero de este enero sí que no pasa, disfruto estas comidas y después, a dieta.

¿Te suena? A mí sí, es una conversación interna que casi el 100% de la población ha tenido alguna vez. Y es que el ser humano es un profesional, sabe como nadie planificarse objetivos que luego no cumple por diferentes razones -¿o son excusas? ¿Sabes por qué ocurre esto? La mayoría de las veces es porque intentas ir por el camino más difícil y además solo, y otras, porque intentas andar el camino que le fue bien a otra persona.

Cuando nos planteamos perder peso, debemos pensar que buscar ayuda profesional te ayudará a plantearte objetivos adaptados a ti y a tus necesidades de vida, te facilitará herramientas para que seas tú mismo el que consiga sus metas, pero además, te dará la seguridad de que el tratamiento se realiza en condiciones de seguridad, porque te diré una cosa, si tener sobrepeso es malo, intentar adelgazar sin orientación profesional puede ser muy peligroso.

Autoescuela Triumph

Lo que nos hemos propuesto en este artículo es que te plantees tu primer objetivo asequible: sobrevivir a las Navidades con salud y sin aumentar de peso. En enero ya tendremos tiempo de buscar ayuda de un profesional.

¿Y por qué empezar una columna de salud en Navidades y encima hablar de nutrición?

Porque son fechas en las que sacas ese modelito que te pusiste el año pasado y que este año hace que el temido “michelín” haga su aparición estelar. Pero aunque el sobrepeso que nos impide ponernos ese pantalón, es el motivo de mayor preocupación en la población general, realmente a los profesionales de la salud lo que de verdad nos importa son las consecuencias que tiene ese sobrepeso que puede derivar en enfermedades graves (diabetes, enfermedades cardiovasculares, problemas neuromusculares…) e incluso la muerte.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ¡el sobrepeso y la obesidad se cobran más vidas que la desnutrición! Así que tenemos un gran problema puesto que en 2014 en España, el 53% de las personas adultas tenían sobrepeso y el 17% eran obesas -datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística- ¡y estas cifras van en aumento!

Año tras año, los que nos dedicamos a esto, vemos que las Navidades son el momento perfecto para “despedirse” de la comida porque “en enero me pongo a dieta”. Esto nos asegura unos cuantos kilos de más. Pero además, si a las comidas copiosas le añadimos algún problema de salud previo (diabetes, hipertensión, problemas digestivos, neurológicos…), nos estamos asegurando casi al 100% una visita a urgencias… ¡Enhorabuena!

Tenemos un objetivo para ti en estas Navidades

El objetivo que te proponemos plantearte estas navidades es: tener unas felices fiestas sin percances de salud debido a los excesos, y de regalo hasta podemos conseguir acabarlas en el mismo peso que empezamos.

Consejos generales para esta época:

Voy a recoger unas recomendaciones generales para lograr este objetivo. La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) junto con la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), nos proponen unas pequeñas pautas bastante sencillas de seguir:

  • Conserva tus hábitos de alimentación y ejercicio habituales.
  • Reserva los excesos para las fechas señaladas.
  • Haz las 5 comidas, no te saltes ninguna. Hará que tengas menos hambre y evitará los atracones.
  • Aumenta tu ejercicio habitual 30 minutos más para compensar las comidas navideñas.
  • No te pases con el alcohol.
  • Bebe abundante agua antes de acostarte. Seguramente te tendrás que levantar al baño por la noche pero te ayudará a eliminar los excesos de grasas, alcohol… 

Cómo sobrevivir a los menús navideños

Te vamos a proponer nuestras píldoras mágicas según las dos posibilidades que existen, anfitrión o invitado. Pero debemos puntualizar que si existe algún problema de salud previo, debes seguir los consejos del profesional que lleva tu caso.

Si eres el anfitrión o se te permite hacer sugerencias sobre el mismo:

  • Planifica el menú de manera que se puedan compensar los platos más grasos con otros más ligeros.
  • Controla y planifica las cantidades que compras. Evitarás las temidas sobras.
  • Elige entrantes y postres. Hoy en día hay recetas diferentes que sorprenderán a tus invitados.
  • Evita los picoteos mientras cocinas.
  • Haz tú el menú, evitando las comidas precocinadas y las salsas industriales.
  • Escoge modos de cocinar más saludables como el horno, vapor, o plancha.

 Si eres invitado, es posible que tengas más tentaciones… ¡a por el reto!:

ENTRANTES:

  • Elige los más ligeros: vegetales, marisco,…
  • Evita los que lleven mayonesa, mantequilla, quesos untables, rebozados, o con pan. Decántate mejor por brochetas, vasitos o cucharas.
  • Sírvete los entrantes que hayas seleccionado en un plato y no repitas.
  • Si quieres come de todo, pero poco.
  • Mastica despacio y disfruta de las conversaciones (con cuñados incluidos).

PLATO PRINCIPAL:

  • Sírvete cantidades moderadas. Si te sirven de más, pide que te retiren un poco.
  • Si puedes elegir, es mejor que te decantes por el pescado que por la carne.
  • Retira la piel y contrólate con la salsa.
  • No te pases con el pan.

LOS POSTRES NAVIDEÑOS:

  • No luches contra la bandeja de turrones, si quieres, date un capricho pero contrólate.
  • Evita tener contacto visual continuo. Si no los ves, la tentación será menor.
  • Si puedes, elige mejor infusión o café.

¿Y después de Navidad?

Puedo asegurarte que si sigues estos consejos sobrevivirás a las Naviades sin contratiempos de última hora y además manteniendo tu peso. Vuelve a pesarte al final de las fiestas y compruébalo tú mismo. En enero podrás reformular tus objetivos y empezar con los propósitos de Año Nuevo.

Ahora que has llegado hasta aquí, te voy a hacer una predicción: vas a intentar hacer esto tú solo, ¿a que sí? Te lo dije, ¡somos especialistas!

Estos consejos que has leído, nuestras píldoras mágicas, pueden orientarte un poco, pero son generales, tu caso puede ser distinto. Podrías tener alguna característica especial que contraindica alguna medida dietética que a otros les va bien pero a ti no. Por eso te invito a que acudas a un profesional de la nutrición (médico, enfermero, o nutricionista). Será él el que pueda valorar tu caso concreto, y ayudarte a plantear objetivos asequibles y personalizados con las herramientas que mejor se adapten a ti. De esta forma podrás disfrutar no sólo de estas fiestas, si no de todos los días de tu vida con salud.

¡Feliz Navidad!

 

Verónica de la Cueva

Enfermera de la Unidad de Nutrición y Salud.

(Clínica Medicodón)

 

Dejar respuesta

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí